Si bien nadie podría haber previsto los niveles históricos de volatilidad experimentados en los mercados de todo el mundo desde febrero, más de la mitad (54%) de los compradores de fondos profesionales encuestados en todo el mundo en el cuarto trimestre de 2019 creían que veríamos una crisis de mercado en el plazo de uno a tres años y ya se habían estado preparando para un cambio en las condiciones del mercado a partir de 2020. A los compradores profesionales les preocupaba que las subidas del 25% de 2019 del mercado del MSCI World Index1 no pudiera continuar en el nuevo año.

Ante este panorama, los compradores profesionales encuestados están intentando establecer en sus carteras una protección contra movimientos a la baja sin dejar de buscar fuentes de crecimiento y rendimiento que también les ayuden a gestionar el riesgo. Están asignando más a alternativos, dando preferencia a los gestores activos que creen que realmente pueden aportar alfa2 y buscando estrategias basadas en factores ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza corporativa) en las propuestas de inversión.

La encuesta global de compradores profesionales de fondos 2019 de Natixis examina a fondo el punto de vista de los compradores profesionales y cómo tienen previsto abordar la elaboración de carteras en 2020.

Descargar la encuesta

Suposiciones que ya no se sostienen

Las expectativas de retorno a largo plazo de los compradores tienden a ser bastante estables. El 85 % de los compradores dicen que las expectativas actuales de su organización son alcanzables desde un punto de vista objetivo. Dicho esto, el 38% más de los encuestados espera reducir las expectativas de retorno en vez de aumentarlas.

Los compradores de fondos esperan que el liderazgo del mercado de la renta variable pase de Norteamérica a los mercados emergentes y a Europa. Más de un tercio anticipan un incremento de las asignaciones a la renta variable de los mercados emergentes (38 %) y de Europa (34 %). Dada la gravedad de la recesión mundial, es evidente que esto no se está desarrollando ahora, pero es probable que los compradores vuelvan a la estrategia en algún momento del futuro y puedan encontrar valoraciones aún más atractivas que las que habían previsto en 2019. Esto se aplica además a la renta fija: el 28 % de los compradores tiene previsto aumentar las asignaciones a la deuda de los mercados emergentes. Dada la gravedad de la crisis, es probable que estos cambios se hayan suspendido y abandonado por completo. También van a aumentar la exposición a alternativos en aproximadamente un punto porcentual hasta alcanzar el 15,2 %.

> Obtenga más información acerca de las expectativas, los sectores preferidos y la previsión del mercado de los compradores profesionales. Lea el informe completo.

Los compradores profesionales prevén más riesgo para 2020

Los compradores esperaban un mayor riesgo de mercado en 2020, con una mayor volatilidad para la renta variable (79 %), los bonos (72 %) y las divisas (59 %). También están prestando atención a los tipos de interés. El 80 % de los compradores afirma que el largo periodo que hemos experimentado con tipos de interés bajos ha dado lugar a burbujas de activos.

Aunque no está claro cómo el riesgo geopolítico va a afectar este año a los mercados, dos tercios de los compradores profesionales consideran que las elecciones presidenciales en Estados Unidos van a ser una importante fuente de volatilidad. Un tercio cree que pueden tener un impacto positivo.

De cara al futuro, el 54% vio una crisis financiera global que se avecinaba en uno o tres años. Para la mayoría, una crisis de mercado no era una cuestión de si, sino de cuándo, ya que tres cuartos (73%) pronosticaban una crisis en cinco años. Esto puede ser una consecuencia del entorno de mercado impulsado por el banco central: En esencia, los compradores pensaron que las políticas pasadas seguirían funcionando hasta que no lo hicieran.

Y, aunque están seguros de que sus organizaciones están preparadas para satisfacer sus expectativas en cuanto a las ganancias, prácticamente todos ellos han expresado su preocupación por el hecho de que los inversores individuales no estén preparados para el riesgo.

> Obtenga más información acerca de cómo los compradores profesionales ven los riesgos para 2020. Lea el informe completo.

Alternativos: en busca de una frontera más eficiente

Los compradores profesionales dicen que parte de su plan para buscar crecimiento y rentabilidad —con un mayor énfasis en la protección contra movimientos a la baja— se basa en las inversiones alternativas.

Seis de cada diez aseguran que la asignación a alternativos es imprescindible en el actual panorama del mercado. Un 82 % dice que la baja rentabilidad de los bonos va a dar lugar a un cambio en favor de las alternativos. Esa búsqueda del rendimiento probablemente explica el interés en los activos alternativos relacionados con el yield, como la infraestructura, los bienes inmuebles y la deuda privada.

> Obtenga más información sobre cómo tienen previsto utilizar las alternativas los compradores profesionales durante el próximo año. Lea el informe completo.

Búsqueda activa de alfa

Los compradores creen que la situación actual favorece la gestión activa, probablemente porque piensan que una mayor dispersión y volatilidad ofrecerá a los gestores activos más oportunidades de encontrar valor.

También ven la popularidad de las inversiones pasivas como una fuente de riesgo sistémico y volatilidad. Las inversiones pasivas son estrategias eficaces basadas en las tendencias —los valores más rentables reciben más peso—, por lo que a los compradores quizá les preocupe la posibilidad de que se sufran grandes pérdidas en caso de que se produzca una desaceleración.

> Obtenga más información sobre por qué muchos compradores profesionales creen que el mercado actual es propicio para la gestión activa. Lea el informe completo.

El aumento del interés en la inversión ESG

Los compradores profesionales de fondos ven cada vez más atractivas las propuestas de inversión ESG.

Uno de cada cinco afirma que la inversión ESG puede ayudar a minimizar el risgo de los titulares (22 %), generar alta rentabilidad ajustada al riesgo a largo plazo (21 %) y se beneficiarse de nuevas fuentes de diversificación (19 %). Los compradores también ven una demanda por parte de los clientes y quieren alinear sus estrategias de inversión con los valores de los inversores (62 %).

> Obtenga más información sobre cómo están abordando la inversión ESG los compradores profesionales. Lea el informe completo.
Navegar la era de la ansiedad
Descargue el informe completo y averigüe cómo los compradores profesionales tienen previsto buscar alfa, rendimiento y diversificación, sin dejar de prestar importancia a la protección.

Lea el informe completo en inglés
1 El MSCI World Index (Net) es un índice no gestionado que está diseñado para medir el rendimiento de los mercados de valores de los mercados desarrollados. Está compuesto por acciones ordinarias de empresas representativas de la estructura del mercado de los países desarrollados de América del Norte, Europa y la región de Asia y el Pacífico. El índice se calcula sin dividendos, con dividendos netos o con dividendos brutos reinvertidos, tanto en dólares de los Estados Unidos como en monedas locales.

2 El alfa es una medida de la diferencia entre los rendimientos reales de una cartera y su rendimiento previsto, dado su nivel de riesgo de mercado sistemático. Un alfa positivo indica un rendimiento superior y un alfa negativo indica un rendimiento inferior en relación con el nivel de riesgo sistemático de la cartera.

Este material se proporciona solo con fines informativos y no debe considerarse un asesoramiento en materia de inversiones.
Los puntos de vista y opiniones expresadas son a fecha de febrero de 2020 y pueden cambiar dependiendo del mercado y otras condiciones.

No puede asegurarse que los acontecimientos transcurran según lo previsto, por lo que los resultados reales pueden variar.
Todas las inversiones implican un riesgo, incluido el riesgo de pérdidas.

Ninguna estrategia de inversión o técnica de gestión de riesgos puede garantizar unas ganancias o eliminar el riesgo en todos los entornos del mercado.

Existen riesgos de inversión con la renta variable, la renta fija y las inversiones alternativas.

No hay ninguna garantía de que una inversión alcance sus objetivos de rentabilidad o se eviten las pérdidas.

La diversificación no garantiza el beneficio ni protege de las pérdidas.

No hay garantías de que una cartera diversificada mejore las ganancias totales o tenga una rentabilidad superior a la de una cartera no diversificada.

La asignación de activos no asegura ningún beneficio ni protege de las pérdidas.

Los datos mostrados representan la opinión de los encuestados y pueden cambiar dependiendo del mercado y otras condiciones.
No deben considerarse un asesoramiento en materia de inversión.

A diferencia de la inversión pasiva, no existe ningún índice que una inversión activa trate de seguir o replicar.
Por ello, la capacidad de una inversión activa de lograr sus objetivos dependerá de la eficacia del gestor de cartera.
El alfa es una medida de la diferencia entre las ganancias actuales de una cartera y su rentabilidad esperada, dado su nivel de riesgo de mercado sistemático.

Un alfa positivo indica una rentabilidad por encima de lo esperado y un alfa negativo indica una rentabilidad por debajo de lo esperado teniendo en cuenta el nivel de riesgo de mercado sistemático de la cartera.

Las inversiones alternativas implican riesgos únicos que pueden ser diferentes a los asociados a las inversiones tradicionales, incluida la iliquidez y la posibilidad de unas mayores pérdidas o ganancias.

Los inversores deben ser plenamente conscientes de los riesgos asociados a cualquier inversión antes de invertir.
La inversión sostenible se centra en invertir en compañías relacionadas con ciertos temas de desarrollo sostenible y que siguen prácticas ESG (ambientales, sociales y de gobernanza corporativa ); por lo tanto, el universo de inversiones puede ser limitado y puede que los inversores no puedan aprovecharse de las mismas oportunidades o tendencias del mercado que los inversores que no empleen estos criterios.

Esto puede tener un impacto negativo en la rentabilidad general de un inversor, dependiendo de si estas inversiones suben o bajan.

Las técnicas de gestión de la volatilidad pueden dar lugar a periodos de pérdida y bajo rendimiento, pueden limitar la capacidad del Fondo a la hora de participar en mercados al alza y puede aumentar los costes de las transacciones.
Natixis Distribution, L.P. es un corredor de bolsa de objeto limitado y distribuidor de varias sociedades de inversión a las que las afiliadas de Natixis Investment Managers ofrecen servicios de asesoramiento.