¿Por qué Mirova?

Mirova es una gestora de activos dirigida por una misión y con la certificación B-Corp que esta completamente dedicada a la inversión sostenible. Su objetivo es combinar el rendimiento financiero con el impacto medioambiental y social, ofreciendo un amplio abanico de soluciones de inversión en todas las clases de activos. Al colocar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la sostenibilidad en el centro de su estrategia y de sus productos, Mirova ha sido uno de los pioneros de una forma diferente de invertir. De hecho, la firma fue una de las que recibió la distinción «Best for the WorldTM B Corps of 2021», que reconoce a aquellas cuyas puntuaciones en una o más de las cinco áreas de impacto evaluadas en la certificación alcanzan el 5 % superior de todas las B Corps a nivel mundial1. Mirova es una filial de Natixis Investment Managers.

En un vistazo

AUM

€27.200 MILLIONES*

en activos
gestionados

 

SFDR

100%

de los fondos cubiertos
por el SFDR y
clasificados por el Artículo 9

12 specialists

12

analistas internos
dedicados a las
inversiones ESG y
especializados en macroáreas

7 centres

7

centros de
experiencia

temperature

2°C

como el escenario
de calentamiento
global objetivo
en todas las
carteras



4 razones para invertir

El auge del mercado de bonos verdes ha surgido como un elemento crucial de la solución a la amenaza que supone el cambio climático para nuestro bienestar económico. Con una experiencia que se remonta a 2012, Mirova ha sido uno de los primeros gestores de activos en invertir en bonos verdes y sostenibles. Esto le ha permitido a la firma implanta un proceso de inversión único e integrado. Los activos bajo gestión en la estrategia de bonos verdes globales de Mirova ascienden a 852 millones de euros2 y ha invertido 3400 millones de euros3 en el mercado de bonos verdes y sostenibles a través de sus diferentes estrategias.
Ante las dudas planteadas sobre cómo se verifica realmente el «grado de verde» —por ejemplo, no todos los emisores de bonos verdes se comprometen a proporcionar informes anuales con cifras de impacto cuantitativas—, Mirova ha desarrollado una metodología para analizar y evaluar los programas de bonos verdes que se basa en el marco de los Principios de los Bonos Verdes. Esto implica un alto grado de selectividad: el 60 % de los bonos considerados «verdes» a nivel mundial no cumplen con sus requisitos4. Sin embargo, Mirova no se queda aquí: analiza y —en algunos casos— pone en cuestión tanto los criterios técnicos establecidos por la taxonomía verde europea como los sugeridos por los propios emisores.
Aunque el capital recaudado por cualquier bono verde debe financiar proyectos verdes o sociales, Mirova considera que el impacto medioambiental y social de un proyecto de bonos verdes también debe ser lo suficientemente claro y ambicioso como para garantizar que es posible realizar progresos significativos para la consecución del objetivo establecido. Se presta mucha atención al nivel de detalle y transparencia de los informes de impacto proporcionados en cada proyecto, lo que sirve en gran medida para aplacar los temores de los inversores de que se está llevando a cabo un intento de «ecoblanqueo», es decir, de crear una falsa impresión o proporcionar información engañosa sobre cómo los productos de una empresa son respetuosos con el medio ambiente.
Mirova ha desarrollado una herramienta interna para estimar el «greenium», es decir, la «prima verde» o la diferencia entre el rendimiento de un bono verde y el rendimiento de un bono convencional de un emisor similar y con características similares. Hay quien ha observado que el aumento de los mandatos para la emisión exclusiva de bonos verdes ha supuesto que un número cada vez mayor de inversores se hayan convertido en compradores forzados de un número reducido de operaciones, lo cual ha hecho subir los precios independientemente de las características financieras de la oferta. Sin embargo, otros aseguran que el greenium está justificado en algunos casos, ya que la etiqueta verde puede un indicativo de una buena gestión, una mayor divulgación y una estrategia robusta y a largo plazo por parte de un emisor.

El equipo

Marc Briand

Jefe de Renta Fija
Mirova

Charles Portier

Gestor de Cartera
Mirova

Bertrand Rocher

Gestor de Cartera y Jefe de Investigación Crediticia
Mirova

Agathe Foussard

Gestora de cartera
Mirova

Contacto

Mirova logo

¿Más información?
Estrategia del fondo Descubra más