Midyear Outlook 2019: El lado positivo, zonas de peligro y oportunidades

Los estrategas de inversión hablan de las perspectivas de los mercados de capitales, la política de los bancos centrales, los aranceles, la probabilidad de una recesión global... Y de las cosas que les quitan el sueño.


Aunque es evidente que el crecimiento global se está desacelerando, los datos aún no apuntan a ningún tipo de recesión estadounidense o global; más bien, casi todos siguen indicando expansión. Aun así, la recesión es una posibilidad que los inversores seguramente deban tener en cuenta al tomar sus decisiones de cartera, quizá cubriéndose contra ella en lugar de apostando por ella.

David Lafferty señala que es difícil que se dé una auténtica recesión global sin la participación de Estados Unidos, y esta es improbable mientras los datos de consumo estadounidense se mantengan sólidos. Esty Dwek afirma que los aranceles podrían ser un riesgo creciente, en función de lo rápidamente que afecten a los filtros de las economías globales en general.

Ambos estrategas están de acuerdo en que la rentabilidad de la renta variable seguirá siendo positiva mientras resistan los beneficios, pero que la volatilidad continuará al seguir subiendo los mercados. Esty Dwek cree que los rendimientos de la renta fija pueden aumentar algo después del notable descenso del primer semestre de 2019. Sin embargo, el aspecto positivo para los inversores europeos puede ser la improbabilidad (aún más alta que en el caso de la Fed) de que el Banco Central Europeo suba los tipos en 2019.

Por otra parte, David Lafferty señala que, como los tipos han subido en el tramo corto de la curva en Estados Unidos, los inversores estadounidenses pueden invertir defensivamente comprando bonos de alta calidad con tipos de interés positivos. Según Esty Dwek, existen bonos con tipos negativos a escala global por valor de unos 11 billones de dólares.
Toda inversión comporta riesgos, incluido el riesgo de pérdida. Existe riesgo de inversión en la renta variable, la renta fija y las inversiones alternativas. No existen garantías de que vaya a alcanzarse el objetivo de inversión ni de que se eviten pérdidas.

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas registradas del CFA Institute (Instituto CFA).

Este documento tiene fines únicamente informativos y no debe interpretarse como asesoramiento de inversión. Las opiniones expresadas son a 12 de junio de 2019 y pueden cambiar en función de las condiciones del mercado u otras circunstancias. No es posible garantizar que los acontecimientos vayan a desarrollarse del modo previsto; los resultados pueden ser distintos en la práctica.

El índice S&P 500® es una medida ampliamente reconocida del comportamiento del mercado bursátil estadounidense. Es un índice no gestionado de 500 acciones seleccionadas por tamaño de mercado, liquidez y representación de grupos sectoriales, entre otros factores. También mide el rendimiento del segmento de gran capitalización del mercado de renta variable estadounidense.

Este documento puede contener referencias a copyrights, índices y marcas comerciales de terceros, pertenecientes a sus respectivos propietarios. Dichos propietarios no son filiales de Natixis Investment Managers ni de ninguna de sus empresas relacionadas o afiliadas (colectivamente, “Natixis”) y no patrocinan, apoyan ni intervienen en la prestación de los servicios, fondos u otros productos financieros de Natixis.

La información de índices que aparece en este documento se obtiene de terceros y se facilita en su estado actual. El usuario de esta información asume todo el riesgo derivado de utilizarla. Cada una de las entidades terceras que participan en la recopilación, cálculo o creación de información de índices declina garantizar (incluidas garantías, entre otras, de originalidad, precisión, exhaustividad, puntualidad, no infracción, comerciabilidad e idoneidad para un propósito específico) dicha información.