Dice un antiguo proverbio chino que, cuando soplan vientos de cambio, algunas personas construyen muros y otras construyen molinos de viento. Y esto es algo que se puede aplicar al panorama inversor actual. En un mundo que se enfrenta a una serie de cambios sin precedentes – en áreas como la tecnología, la demografía, la globalización y la escasez – los inversores deben buscar los motores de crecimiento del mañana y convertirse en disruptores, en lugar de víctimas de la disrupción.

No es de extrañar, por lo tanto, que la popularidad de los fondos temáticos disruptivos haya crecido como la espuma en los últimos tiempos. Tan solo en 2021, se alcanzó un récord de 589 lanzamientos de nuevos fondos temáticos, más del doble del anterior récord de 271 lanzamientos en 2020.1

Al mismo tiempo, el total de activos en fondos temáticos se triplicó hasta alcanzar los 806.000 millones de dólares en todo el mundo entre 2019 y 2021.2 Además, los inversores disfrutan actualmente de un abanico casi infinito de opciones, incluidas áreas como la inteligencia artificial (IA), la ciencias de la vida, la robótica, el bienestar, o incluso el metaverso o el cannabis. Viendo que la inversión temática muestra pocos signos de desaceleración, merece la pena preguntarse: ¿qué es lo que hace que funcione? ¿Y qué hace que la inversión temática sea especial?

¿Sin límites?
La principal diferencia que presenta un enfoque temático es que se libera de muchas de las restricciones que caracterizan a construcción de carteras tradicional. En vez de seguir de cerca un índice – como el S&P 500 (en el caso de los fondos de renta variable estadounidense) o el MSCI World Index (en el caso de los fondos de renta variable global) – los fondos verdaderamente temáticos están totalmente libres de restricciones.

La búsqueda de nuevos impulsores del crecimiento por parte de la inversión temática va mucho más allá de los límites geográficos, los sesgos de estilo (como el valor o el crecimiento) y la capitalización bursátil (pequeña, mediana o grande). También traspasa las clasificaciones tradicionales por sectores tan comunes en inversión en renta variable.

¿Cuáles son las ventajas? Por un lado, la inversión temática ofrece a los inversores la capacidad de explorar todas las dimensiones e identificar las tendencias de inversión. También les proporciona un instrumento de análisis que les permite interpretar la misma información de manera diferente y hacer proyecciones de futuro en busca de áreas de crecimiento.

Todo esto hace que los fondos temáticos tengan un aspecto muy diferente al de los fondos de renta variable tradicionales. Su enfoque totalmente abierto a la hora de elegir los valores – siempre que estén relacionados con el tema del fondo – permite a los inversores elegir a las empresas que van a tener éxito mañana, en vez de a las que lo tienen hoy y que corren el riesgo de quedarse atrás.

Un fondo especializado en inteligencia artificial, por ejemplo, puede invertir en una pequeña empresa de visualización de datos de Tel Aviv, un fabricante de chips de tamaño mediano de Seúl o un gigante tecnológico megacapitalizado de Silicon Valley. Realmente no hay límites. La idea básica es que estas empresas estén en primera línea de cambio y que tengan probabilidades de obtener un crecimiento duradero que supere con creces al de las empresas o sectores tradicionales.

¿Se trata del futuro o es simplemente una moda?
En este sentido, ¿qué deberían buscar los inversores en un gestor de fondos temáticos de cara al futuro? Aunque se han lanzado miles fondos clasificados como temáticos en los últimos años – y en áreas tan amplias como la «innovación» y tan restringidas como la «madera» – , encontrar una tendencia viable a largo plazo es más complicado de lo que parece.

Como gestora, Thematics AM es extremadamente cauta a la hora de identificar verdaderos temas de inversión. El equipo busca tres factores clave:

  1. En primer lugar, el tema debe ofrecer una oportunidad para obtener un rendimiento por encima del mercado sostenible y a largo plazo (alfa).
  2. En segundo lugar, debe tener una duración de al menos 10 años, aunque normalmente debería ser mucho más dilatado. Esto permite llevar a cabo inversiones estables y a largo plazo con capacidad para sobrevivir a los ciclos económicos y a las tendencias a corto plazo.
  3. Y, por último, los temas deben ser razonablemente amplios y profundos para ser invertibles, de manera que se pueda crear una cartera diversificada con los 40 o 50 mejores nombres de su clase.
Se trata de un enfoque claramente diferente al de muchos de los fondos temáticos que se lanzan actualmente, y que suelen tener una visión muy a corto plazo, estar basados en modas o tener una naturaleza muy restringida. De hecho, este es en parte el motivo por el cual algunos han obtenidos resultados desfavorables en 20223 .

Luego está el debate histórico entre activos y pasivos. Aunque los fondos temáticos pasivos o ETF son cada vez más populares, Thematics AM tiene la convicción de que una gestión activa y una cuidadosa selección bottom-up de los valores son fundamentales. Esto es especialmente cierto porque ciertos temas a largo plazo – como el agua o el bienestar – no presentan un crecimiento lineal.

La IA, por ejemplo, puede dar lugar a empresas con una serie de éxitos iniciales cuyo crecimiento comienza a estancarse antes de llegar convertirse en el próximo Tesla o Google, o el tema en sí puede tomar una dirección completamente diferente a medida que evoluciona. Es algo que no se puede anticipar.

Por ello, invertir en un fondo ETF estático, a menudo basado solo en la capitalización de mercado y, por lo tanto, ponderado de una manera que favorece a los ganadores de ayer, es una forma segura de quedarse atrás. Solo mediante una gestión activa se puede invertir en las mejores empresas en un momento dado, mientras se controla estrechamente su progreso o éxito.
Además, el mundo de la inversión temática sigue evolucionando, al igual que los temas en los que se invierte. Este es el motivo por el que asociarse con un gerente no limitado, activo y con visión de futuro ofrece a los inversores una manera de aprovechar las áreas de crecimiento del mañana sin dejarse llevar por modas pasajeras y a corto plazo.

El mundo de la inversión está cambiando y los inversores deben cambiar con él.

Descubra cómo puede invertir en estos temas >>>